en blog

¿Qué son los cultivos cubierta?

Los cultivos cubierta se siembran para mejorar la fertilidad del suelo y la calidad del agua, su fin no es el aumento de la producción sino la mejora de la sostenibilidad del sistema de cultivo. Se trata de una alternativa genial al barbecho, ya que permiten reducir la cantidad de nutrientes libres en el suelo. Hoy te contamos todo lo que necesitas saber sobre los cultivos cubierta.

Los cultivos cubierta como sustitutos al barbecho

Generalmente, el barbecho ha sido utilizado durante el periodo que queda entre la cosecha del último cultivo y la siembra del siguiente. Este sistema de cultivo pretende hacer posible una mayor acumulación de agua y nutrientes en el suelo, lo que en un principio suena bien si no tenemos en cuenta que el barbecho puede también aumentar el lavado de sales, que suele ser más elevado en otoño, coincidiendo con las lluvias.

Los cultivos cubierta destacan por su capacidad para reciclar nutrientes, haciendo posible que mejore la calidad del agua. Los estudios realizados por investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid han demostrado que este tipo de cultivos son realmente eficientes en las especies de leguminosas si hablamos de producción.

Los también denominados cultivos intercalares son cada vez más frecuentes a la hora de reemplazar el barbecho en cultivos como el maíz, también los podemos ver en cultivos leñosos como viñedos u olivares.

A pesar de que el uso de las cubiertas vegetales en las zonas semiáridas todavía no es muy común, los resultados han demostrado que no existe competencia con el cultivo vegetal posterior. Así lo abala un estudio realizado en el 2018 por Science of the Total Environment en el que se corrobora que los cultivos cubierta reducen la lixiviación frente al barbecho, sea cual sea el escenario de evaluación. Se puede confirmar la eficacia de los cultivos cubierta como medida de adaptación al cambio climático.

Los estudios realizados sobre este sistema de cultivo han contrastado un aumento del carbono orgánico y del nitrógeno en el suelo. Como consecuencia, mejora la infiltración del agua en el suelo.

Una agricultura más sostenible con cultivos cubierta

Si hemos hablado de que este tipo de cultivos intercalares controlan la erosión y la lixiviación de nitratos mejorando la calidad del suelo, también debemos apuntar su capacidad para la mitigación y adaptación al cambio climático. 

Este tipo de cultivos disminuyen el calentamiento global con respecto al barbecho, especialmente cuando se emplean graneas y leguminosas, por lo que si todavía no has llevado a la práctica el cultivo cubierto, ya sabes todo lo que necesitas.

 

Entradas recomendadas

Deja un comentario