en blog

En el riego por goteo, los goteros integrados son aquellos que están insertados en el interior de la tubería de riego. La distancia existente entre cada gotero dependerá de las necesidades del cultivo, para lo que también existe una amplia variedad de longitudes con diferentes regímenes de caudal.

Tipos de goteros integrados

Los goteros integrados principalmente pueden ser turbulentos y autocompensantes.

  • Goteros integrados turbulentos

La principal diferencia que existe entre un gotero turbulento y uno autocompensante, es que el turbulento tiene un caudal estimado que puede variar dependiendo de las presiones, mientras que el gotero autocomensante no varía su caudal.

Los goteros turbulentos son ideales para su instalación en terrenos sin desniveles o con desniveles suaves ya que en su funcionamiento el caudal depende de la presión que se esté ejerciendo y en caso de los terrenos con desniveles, el último gotero no recibiría el mismo caudal de agua que el primero.

Cuando se instalan en sus condiciones idóneas, proporcionan una excelente uniformidad. El precio de los goteros turbulentos es altamente competitivo, se trata de un sistema con una ínfima pérdida de carga y poca sensibilidad a la obstrucción física, permitiendo su instalación en largos ramales.

 

  • Goteros integrados autocompensantes

Los goteros autocompensantes entregan el mismo caudal de agua independientemente de la presión, haciendo posible un riego más uniforme incluso en terrenos con pendiente. Poseen una membrana que funciona bajo presión de manera que cuanto mayor sea esta, mayor resistencia ejercerá la membrana para que el caudal sea constante. Esta membrana se cierra al aumentar la presión con el objetivo de que no aumente el volumen de agua que entra, permitiendo que se mantenga igual al caudal deseado.

Los goteros autocompensantes permiten líneas mucho más largas ya que siempre se mantiene la uniformidad entre el primer ramal y el último. Además poseen una mayor resistencia a la obstrucción gracias al movimiento de la membrana, por lo que su vida útil es mayor.

Dentro de los autocompensantes, los goteros antidrenantes emiten agua a determinada presión de modo que cuando esa presión disminuye, se cierran manteniendo la red siempre llena de agua.

Entradas recomendadas

Deja un comentario