en blog

En el sector agrícola, a la hora de efectuar el riego de nuestro cultivo el agua que utilizamos generalmente procederá o bien de un embalse, un pozo o una desatadora. Dependiendo de la procedencia del agua, utilizaremos un sistema de filtrado u otro, los filtros más usados para sistemas de riego por goteo suelen ser los filtros de malla y de anilla, aunque también se usan los filtros de arena e hidrociclones. Hasta aquí todo claro pero… ¿cómo sé que sistema de filtrado es el más adecuado para mi cultivo?

Diferencias entre los filtros de malla y anilla

Aunque pueda parece que entre los filtros de anilla y de malla apenas existen diferencias, hay que tener en cuenta una serie de factores a la hora de decantarnos por unos y otros.

filtro malla

Los filtros de malla 

Se trata de una red con pequeños orificios que actúa como un colador, a través de la cuál pasa el agua, depositando en su interior cualquier tipo de materia que esté en el agua.

Para las aguas con gran contenido en materia sólida estos filtros son ideales y dependiendo del grado de filtración o micraje detendrán mas o menos partículas en suspensión. Son ideales para aguas

Generalmente las aguas con gran contenido en materia solida provienen de pozos, suelen contener arenillas, limos, o cualquier partícula de origen mineral. La limpieza de los filtros de malla es sencilla a la hora de utilizarlos en el sistema manual aunque si queremos disponer de la totalidad de su rendimiento deberemos utilizar los filtros de malla automáticos.

 

 

Los filtros de anilla

filtros de anilla aflisaSe componen de unas anillas de plástico, apiladas unas encima de otras de manera que apenas queda espacio para que pase la materia sólida, el agua pasa por las pequeñas ranuras y los sólidos en suspensión quedan fuera. Las anillas utilizadas son muy resistentes por lo que no se suelen cambiar de forma periódica.

Los filtros de anilla son ideales para aguas de mediana a mala calidad, procedentes de embalses o pozos. Se pueden encontrar tanto manuales como automáticos y su instalación es fácil así como su mantenimiento y limpieza.

En su limpieza manual solo necesitas desmontar  el cartucho de anillas filtrantes y limpiarlo con un chorro de agua a presión sobre las anillas separadas. Para realizar una limpieza a fondo lo ideal es realizar un baño de cualquier ácido diluido como el hipoclorito sódico.

 

 

Entradas recomendadas

Deja un comentario